martes, 9 de octubre de 2007

Pozuzo : La verdadera historia

Hay una historia fascinante detrás de una comunidad austro-alemana que ha permanecido casi 150 años en medio de la selva manteniendo sus costumbres y cultura.

¿Como llegaron hasta alli? ¿Quién los trajo? ¿Para qué vinieron? ¿Cuantos llegaron? ¿Que los animó a salir de su lugar de origen?

Estas son algunas de las preguntas que yo me hacía antes de conocer la historia y debo dar fe de que no he encontrado ninguna información en internet que cuente una historia completa que explique este fenómeno social en su compleja globalidad.

Casi toda la información que se obtiene es parcial y sezgada. Se mencionan cosas del tipo "hace mucho tiempo vinieron colonos a Perú", "hubo un contrato" "se quedaron en Pozuzo manteniendo sus costumbres" ... y cosas como esas no respondían ninguna de mis interrogantes.

¿Quieres saber lo que realmente sucedio? ... pues sigue leyendo y entérate de que la historia más cercana a la real es la que resulta de evaluar testimonios de sus descendientes, del gobierno peruano, de los gobiernos de Austria y Alemania, de los nativos de la zona y de los documentos que se han preservado.

Hubo una vez un proyecto con gran visión ...
La idea central de este proyecto se gesta durante el gobierno del General Rufino Echenique y toma fuerza durante el gobierno del presidente Ramón Castilla y consistía en la colonización de la Selva Central peruana para obtener a través de ella una salida que vaya desde el puerto del Callao (situado en el Oceáno Pacífico) hasta el Oceano Atlántico pasando por el Río Amazonas.

Para ello el gobierno ofrecía tierras gratuitas para aquellos que se animaran a trabajar en la selva. La idea era que una vez que esté colonizada la Selva Central se facilite un camino desde la costa hasta dicho punto, y luego alcanzar con facilidad el Río Amazonas el cual ofrece una salida al Atlántico.

De haberse logrado los objetivos de este ambicioso proyecto posiblemente hoy en día no existiría el Canal de Panamá. Sin embargo la guerra con Chile motivó un cambio de planes y desvío de los presupuestos asignados para este plan.

El promotor para la inmigración de campesinos y artesanos austro-alemanes a Pozuzo fue el noble alemán Barón Cosme Damián Freiherr von Holzhausen y firmó en contrato definitivo con el presidente Ramón Castilla el 5 de Diciembre de 1855.

En dicho contrato, el Barón se comprometió a llevar a Perú diez mil colonos alemanes en un plazo de seis años con destino a las ciudades de Pozuzo y Mayro. El gobierno peruano por su parte se comprometió a pagar los gastos de transporte y alimentación desde Europa hasta Pozuzo, la construcción de un nuevo camino de Cerro de Pasco a Pozuzo, víveres y semillas durante el primer semestre, pago del 30 por iento de adelanto por persona, asiganción de tierras cultivables equivalentes a 25,5 hectáreas por cada hombre casado y 15,3 hectáreas por cada hombre soltero mayor de 15 años, como propiedad libre después de dos año de explotación.

En Europa se vivían una serie de dificultades y la oportunidad que se presentaba para trasladarse a Sudamérica era oportuna. Entre las canciones tirolesas de la época se encuentra un verso que decía:

"Cuando una persona tiene 15 bocas que alimentar y no tiene dinero en el bolsillo ni pan en la despensa, debe viajar a América donde hay pan de sobra, por eso emprendemos el camino y viajamos al Perú, Perú, Perú ...".

Fueron casi cuatro meses de viaje en altamar lidiando con náuseas, enfermedades y tempestades; a veces hasta con la muerte (2 adultos y 6 niños murieron pero 3 bebés nacieron).
Sin embargo estos cuatro meses no serían nada en comparación a los dos años posteriores que les tomó llegar por tierra hasta Pozuzo desde el puerto de Huacho.

Es en este punto donde el plan comienza a venirse abajo. Grande fué la sorpresa del Barón cuando se enteró que el camino de Cerro de Pasco hacia Pozuzo ni siquiera había sido iniciado. El dinero asignado para la construcción de dicho camino había sido utilizado en la compra de armas para la guerra.

Los colonos tuvieron que despojarse de muchas de sus pertenencias para comenzar el largo camino hacia Pozuzo. De los 304 emigrantes fallecieron 35, nacieron aproximadamente unos 15 bebés, y unos 120 abandonaron el grupo en el camino. Según el padre Egg, en Marzon de 1859, el grupo lo conformaban 165 personas (Habicher-Schawarz - Pozuzo Tiroleses, Renanos y Bávaros en la Selva del Perú).
Agustín Egg Schuler, historiador descendiente de la segunda generación, concluyó luego de revisar más de 1600 partidas de defunción que 242 inmigrantes de habla alemana fueron los fundadores de Pozuzo.

Los colonos comenzaron así una nueva vida, con signos de extrema pobreza, aislados y abandonados a su suerte. El gobierno de aquel entonces manifestaba lo contrario. Se dice que los colonos que llegaron encontraron el territorio listo para su ocupación sin embargo otras versiones afirman la presencia de grupos nativos de la selva peruana que tuvieron que luchar contra los colonizadores para no perder territorios que habían ocupado desde mucho tiempo antes.

Fam. Schmidt - Baumann de Alemania
Fam. Andreas Gstir - Egg aus Silz - Tirol - Austria

No sería inusual que se dieran este tipo de pugnas como se han venido dando a lo largo de la historia cada vez que ocurre un proceso de colonización. Animales, selva y hombres doblegados para dar pie a la conquista de un territorio con el fin de enfrentar las duras condiciones de supervivencia.

Hoy en día Pozuzo es una próspera y pequeña ciudad que mantiene muchas de las costumbres de origen europeo. Otras han sido perdidas parcialmente. Por ejemplo, el idioma que fué prohibido durante la Guerra Mundial.
Se vive con tranquilidad y paz, centrando sus actividades económicas en la agricultura, la ganadería y el turismo. Tiene dificultades de acceso ya que la carretera que llega desde Oxapampa no está asfaltada y en las épocas de lluvia de bloquea constantemente por los deslizamientos de lodo y piedras que caen al camino. Sin embargo, Pozuzo ha aprendido a ser un vivo testimonio de lo que puede llegar a ser una comunidad ecológica y sostenible por sí sola.

5 comentarios:

mercedes dijo...

HOLA A TOOS...BUENO LA VERDAD ES Q YO TAMIEN SOY D POZUZO Y PZ FORMO PARTE DE LA 5TA GENERACION Y STOY MUY ORGULLOSA DE SERLO, TODAS LA VESES Q ESCUCHO ALGO SOBRE MI TIERRA SE ME CONMUEVE EL CORAZON...Y AGRADESCO A DIOS X HABERNOS GUARDADO UN INMESO PARAISO PARA NOSOTROS...ADORO A MI PUEBLO LA TIERRA Q ME VIO NACER...!!

JHON dijo...

LO QUE MAS ME SORPRENDE, ES VER LO MARAVILLOSO DE NUESTRO PAIS, TIENE UNA VARIEDAD QUE SORPRENDE, UNA DE ELLAS ES POZUZO; LA SELVA PERUANA DE POR SI ES MARAVILLOSA (SERA PORQUE NACE DE NUESTROS ANDES) ES POR ELLO QUE LOS COLONOS AUSTRO-ALEMANES SE QUEDARON, Y REALMENTE LO HAN TRANSFORMADO, COSA QUE DEBEMOS IMITAR, EXISTE LUGARES HERMOSOS, PERO ALGUNOS COMPATRIOTAS NO LO VALORAN (SERA PORQUE TANTO TIEMPO ESTAN EN UN MISMO LUGAR QUE LO MARAVILLOSO LO VEN COMUN) DEBERIAN CONOCER LO QUE HAN HECHO EN POZUZO, Y SOBRE TODO SEGUIR LO BUENO, IMITAR, IGUALAR Y SUPERAR, SOLAMENTE ASI HAREMOS PATRIA, Y TENDREMOS UNA PROPIA IDENTIDAD.

Anónimo dijo...

Me fascina la interculturalidad y la existencia en Peru de una colonia austro alemana que haya mantenido sus costumbres y las haya contextualizado a nuestra cultura, pero lamento que las medidas de protección para que subsista el estilo de vida y las muestras de arquitectura y otros rasgos culturales no estén adecuadamente manejados por las autoridades peruanas, la migración a Pozuzo y el consiguiente asentamiento espontáneo y desordenado, tal como sucede en casi todo el país, está alterando el perfil y la imagen urbana de Pozuzo con construcciones de concreto sin gracia y completamente ajenas al estilo local, eso debería estar reglamentado para proteger la subsistencia del estilo y las costumbres que los colonos iniciaron hace muchos años….

Hidalgoz dijo...

No pude llegar hasta Pozuzo , ya que tenia planes de trabajo en oxapampa y estaba con las horas contadas bueno me gusto y la verdad me conmovió hasta el alma la dura tartesia que pasaron los colonos y eso es de admirar vi unas fotos en la biblioteca de Oxapampa . de la manera como empezaron y la verdad estaban abandonados a su suerte en la extrema pobreza y ver ahora como todo ha cambiado.El tiempo y el trabajo con visión les cambio la vida

RICHARD HUARSAYA dijo...

Me pregunto porque nosotros los peruanos no aprendemos a vivir como lo hacen los extranjeros como los alemanes por ejemplo, y esto lo podemos ver claramente en Pozuzo , un pueblo que comenzó prácticamente desde cero. Y ahora cómo están?, lo han trasformado para bien, sus casas bien construidas, pintadas calles ordenadas, limpias sin delincuencia, un pueblo hermoso para vivir comparado a otros pueblos y/o ciudades, hablando solamente de la parte de la selva y ceja de selva de nuestro territorio, no hay otro lugar igual o parecido a Pozuzo. Me pregunto si solamente todas las ciudades de la parte de la selva peruana serian como Pozuzo. Porque no lo podemos hacer?